Por todos son conocidas las imágenes de deportistas que se ponen hielo en las rodillas y/o tobillos en cuanto salen del campo de juego. Es una evidencia que el hielo después del ejercicio ayuda a la recuperación. Aunque no solo debemos aplicarlo para ciertas molestias puntuales.

A la hora de aliviar las articulaciones tras una sesión deportiva, se deben seguir las recomendaciones generales de aplicación del frío local: 10 a 30 minutos, sin colocarlo directamente sobre la piel (el frío mantenido provoca lesiones cutáneas), y sin dejarlo mucho tiempo de forma continua.

De esta forma reducimos el impacto del ejercicio en el organismo, obteniendo un rápido alivio local después del esfuerzo de la actividad física. Con esa técnica, podríamos resumir en 5 los beneficios de usa el hielo después de hacer deporte:

PATROCINIO1- El frío tiene efecto antiinflamatorio, además de analgésico, por lo que está especialmente indicado para estos casos, sin necesidad de que haya lesión ni

ninguna patología en particular. Disminuye la circulación, la actividad metabólica y adormece la piel. De hecho, los medicamentos antiinflamatorios no esteroides pueden producir un efecto similar al hielo.

2- Disminuye el dolor, la hinchazón y los calambres musculares. Es mejor si se usa después de los ejercicios o de realizar actividades que producen dolor.

3- Mejora la circulación sanguínea. Cuando el cuerpo entra en contacto con el agua fría, se acelera el torrente sanguíneo, lo que ayuda al sistema linfático a reciclar todas las células muertas causadas por la carga del entrenamiento.

4- Regenera esas microroturas producidas en el tejido muscular. El frío ayuda a eliminar los desechos metabólicos presentes en los músculos gracias a esa aceleración del torrente sanguíneo que comentamos en el punto 3.

5- Disminuye el riesgo de futuras lesiones. Los beneficios obtenidos en estos baños helados pueden disminuir el riesgo de lesiones y mejorar el rendimiento en posteriores sesiones mucho más allá que utilizando simples bolsas localizadas en determinadas zonas musculares.